Construcción del Centro de Dispersión en antiguo Aeropuerto de Tocumen (1998)

Construcción del Centro de Dispersión en antiguo Aeropuerto de Tocumen (1998)

Este Centro está ubicado en el Aeropuerto Internacional de Tocumen y fue construido con una inversión aproximada de $1.7 millones de dólares. Inició operaciones en noviembre de 1998 y desde entonces funciona las 24 horas del día, los 365 días del año.

El objetivo del Centro es recibir las pupas estériles (una de las etapas de la mosca), para continuar con el ciclo de vida en el sistema de producción artificial diseñado especialmente para el proceso, hasta que se conviertan en moscas, posteriormente serán liberadas en aviones especiales. Como se utiliza Control Biológico de la especie, la actividad consiste en liberar moscas esterilizadas que cuando se cruzan con las moscas fértiles interrumpen el ciclo de vida, ya que los huevos no son viables, es decir, no hay descendencia.

El Centro tiene unidades de producción con capacidad de producir hasta 120 millones de moscas por semana, cada unidad posee tres cámaras, dos de emergencia (28° a 32°C ó 80 a 90°F), y una de aletargamiento (3 a 5°C ó 37° a 40°F), todas con 50-80% de humedad relativa. Adicional, se cuenta con un sistema de producción de torres de emergencia que son colocadas dentro de las unidades.

Una vez se recibe la pupa procedente de la Planta Productora de Moscas Estériles, ubicada en Pacora, el equipo de técnicos inicia la labor de empaque y toma de muestras para evaluaciones de Control de Calidad.

FUNCIONAMIENTO DE LAS OPERACIONES DE DISPERSIÓN:

La labor inicia con la llegada de pupas estériles, se dispensan hasta 600 ml con un dosificador en cada criba de emergencia, hasta completar una torre hermética de 60-65 cribas. Cada criba se le coloca una pastilla gelificada de alimento que servirá como fuente de energía, además sobre la torre un abanico para ventilar arriba de la torre, una vez hayan emergido la mayoría de los insectos.

Pasadas unas 30-34 horas de proceso, las torres son llevadas al cuarto frío para su aletargamiento y colecta. Finalizada la colecta, las moscas serán empacadas en 2 contenedores que se colocan dentro del avión para salir a realizar el vuelo de dispersión, estos contenedores están diseñados especialmente para esta actividad y cada uno tiene la capacidad de recibir hasta 225-230 litros de moscas.

Todo el proceso de producción toma 40 horas aproximadamente, con un estricto Control de Calidad, desde la llegada de las pupas estériles hasta el momento que son dispersadas. Algunas de las pruebas que en conjunto nos indican que la calidad del insecto es aceptable para que cumplan con los objetivos de erradicación de la plaga son: peso de moscas, porcentajes de mortalidad, agilidad de vuelo, agresividad sexual y desarrollo oogénico, longevidad entre otros. Al final de cada proceso todos los equipos serán limpiados para prepararse para el siguiente envío de pupas estériles.

LA DISPERSIÓN:

Proceso de despacho de contenedores con moscas al avión

Las moscas estériles son dispersadas a dosis adecuadas al comportamiento de la enfermedad de 6,000 ó 3000 por cada milla náutica lineal que recorre el avión sobre cada parrilla de vuelo (1.15 millas ordinarias; 1.85 kilómetros).

Los vuelos de dispersión son realizados a través de un patrón de parrilla uniformemente separadas con una distancia de 2 millas náuticas (2.3 millas ordinarias; 3.7 kilómetros) entre líneas de la parrilla. Con el fin de asegurar una adecuada y uniforme distribución de moscas, los vuelos son programados para que cada zona reciba moscas estériles cada tres días.

PARRILLAS DE DISPERSIÓN:

La velocidad del avión durante la dispersión es de 165 nudos (190 millas por hora; 306 Km/hora) y cada vuelo tiene una duración promedio de 4.4 horas, a una altitud de 8500 pies sobre el nivel del mar.

¿CÓMO FUNCIONA LA DISPERSIÓN DE MOSCAS ESTÉRILES?

Avión en proceso de despegue para iniciar liberación de moscas

Las moscas estériles son liberadas usando aviones especialmente equipados, una vez libres se dirigen a zonas de bosques y ríos en busca de alimento y de moscas silvestres de Gusano Barrenador del Ganado. Al encontrarlas se cruzan con ellas, pero sin posibilidad de reproducción porque una de ellas no es fértil.

Es así como el ciclo de vida se va cortando, eliminándolas poco a poco hasta acabarlas totalmente.